Archivo del sitio

Dictadura o democracia. Venezuela en la encrucijada; por Antonio Sánchez G. [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

No tengo mala conciencia. Lo dije hace 14 años: Venezuela está en la encrucijada. Dictadura o democracia. La resolución, como entonces, depende de nosotros.

  Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Ni Marx ni Jesús. Las revoluciones que nunca fueron; por Antonio Sánchez García

antonio-sanchez-garcia-negro

“Como es sabido, toda revolución debe aportar soluciones económicas y tecnológicas de una eficacia superior al sistema que destruye. Una revolución está perdida si no es más técnica ni desarrolla una mejor gestión que la anterior, permanece en el quietismo o cae velozmente en el subdesarrollo, de manera tal que se encuentra incapacitada para mantener sus promesas. Por lo tanto, debe elegir entre ceder el sitio o conformarse con resolver el problema de la continuidad de un equipo dirigente que ejerce el poder, por medio de la dictadura”. [1] Lee el resto de esta entrada

Angelus Novus; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

Todos los pueblos, escribió Alexis de Tocqueville, cargan con un pecado original. Y ese pecado original les pesará por los siglos de los siglos. El nuestro fue el de renegar de los doctores y enaltecer a los guerreros. Despreciar la pluma y adorar las lanzas. Repudiar la cátedra y admirar los cuarteles. Ansiar la vida y provocar la muerte.

Asómese a la ventana: verá los resultados. Lee el resto de esta entrada

El horror de nuestra barbarie (II); por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

¿Quién negaría que literalmente así ha sido? ¿Qué esos 25.000 asesinatos anuales, cometidos en la más absoluta impunidad y sin encontrar el menor interés por esclarecimiento y castigo entre policías, jueces y fiscales serviles al Ejecutivo, han terminado por instituir un estado de sitio? ¿Que el hampa y esas decenas de miles de bandas asesinas que asuelan al país sirven de gratuita escuadra parapolicial del régimen? El desiderátum del totalitarismo zarrapastroso de la satrapía: la pobresía, de día, haciendo cola empujada a la miseria por el Estado; de noche, encerrada bajo cuatro llaves asediada por sus bandas hamponiles. Que el buen Dios se compadezca de los venezolanos. Lee el resto de esta entrada

Sobre la dificultad de ser liberal (I). Todos somos socialistas; por @Sangarccs

antonio-sanchez-garcia-negro

“Y otra vez os digo que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios”. Mateo 19:24

El socialismo ha tenido la insólita capacidad de sobrevivirse a sí mismo. Allí donde logró implantarse alcanzó la prueba insoslayable, irredargüible e incontestable de su destino: su inevitable fracaso. Pero no parece haberle afectado en lo más mínimo. El socialismo ha muerto: viva el socialismo. Con Stalin llegó a la cumbre de su monstruosidad. Pero sobre la tumba de los 100 millones de cadáveres que dejó a su paso, bien pudo haberse escrito un epitafio propio de la lógica filosófica: Quod erat demostrandum. Aquí yace la prueba del teorema, el que Churchill quería demostrar: El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria. (QED). Lee el resto de esta entrada

Qué hacer ante la crisis. Política, sociedad civil y partidos; por Antonio Sánchez García

antonio-sanchez-garcia-negro

Insistir en el encallejonamiento electoral de la crisis existencial que vivimos demuestra más que miopía: criminal ceguera política. La oposición no tiene más que dos caminos: o rompe el statu quo dialogando con los factores críticos del régimen –civiles y militares– para buscar una salida consensuada, o se pone al frente de la sociedad civil con una sola consigna: fuera Maduro y por un nuevo gobierno. Ambas iniciativas no son excluyentes y requieren de la activa participación de todas nuestras fuerzas. Es hora de ir pensando en ellas. Lee el resto de esta entrada

Persona non grata (I); por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

A Carlos Alberto Montaner

“Un diplomático occidental me comentaría después, aprovechando que el bullicio de una recepción disimulaba las voces, que el fascismo de los gobiernos militares podía ser menos opresivo que el socialismo policíaco”.

Jorge Edwards. Persona non grata, página 257, Tusquets Editores, Barcelona 1991. Lee el resto de esta entrada

Salvador Allende y Eduardo Frei ante la historia; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

1

Leo Allende, la biografía, del alicantino Mario Amorós, un acucioso relato de los hechos que acompañaron la vida de una de las figuras más importantes de la historia del siglo XX y que, exhaustivamente documentada, da cuenta del nacimiento, vida y muerte del político chileno más prominente del pasado siglo. Tras del cual, como una sombra perenne, se yergue la segunda gran figura política chilena del mismo siglo, Eduardo Frei Montalva. Lee el resto de esta entrada

¿Por qué CAP sí y Maduro no? Las contradicciones de la crisis venezolana; por [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

Haber salido de Carlos Andrés Pérez por quítame ahí esas pajas constituye un pesado fardo moral para la Venezuela democrática que debe reparar sacando cuanto antes del poder a Nicolás Maduro. ¿Por qué a Carlos Andrés Pérez sí, con una Venezuela liberal, en franco progreso y crecimiento, y a Maduro no, que la ha hundido en los abismos del castrocomunismo, la devastación, la miseria y la muerte? La primera obligación de la mayoría electa de la Asamblea Nacional es librar a Venezuela de Maduro. Y enrumbar la República hacia su plena reconstitución. Es su imperativo categórico.

Lee el resto de esta entrada

Venezuela, Pinochet y el Estado; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

Para nuestra inmensa e infinita vergüenza, como bien dice el refrán: quien mal anda, mal acaba. Dios le de fuerzas a nuestra dirigencia para que sortee estos estertores del malandraje ex gobernante con lucidez y coraje. Es la hora del honor. De entenderlo así las Fuerzas Armadas, de contar con el respaldo internacional y el blindado apoyo del pueblo, como hasta ahora, Venezuela podría sortear esta grave crisis de gobernabilidad sin derramamiento de sangre. Esperemos que así sea. Lee el resto de esta entrada

El arte del silencio; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

A Cornelis Zitman, in memoriam

 

Hic habitat felicitas. Un silencio de rituales, solo interrumpido por el rumor de las hojas o los ladridos lejanos, rodea ese espacio en el que cada piedra, cada trozo de madera, el tanque de cobre revestido de aterciopelado musgo y lleno hasta el borde de agua fresca y cristalina o la hiedra que se adosa a los ladrillos poseen su propia entidad y reclaman su mudo testimonio. He penetrado en ese laberinto de áticos y gruesos muros abovedados decenas de veces. Siempre llevado por el deseo del azar o la magia del capricho. Pero siempre, con una constancia de servidumbre y una docilidad de sacerdocio, me recibieron el mismo cálido silencio, la misma dulce temperancia, la fragilidad de lo que se nos asoma intemporal y definitivo. Lee el resto de esta entrada

Al presidente de la Asamblea Nacional; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

A mis 76 años y ya en vías de cumplir los 77, he abandonado toda aspiración de Poder, si alguna vez la tuve. Y no me queda otra aspiración que morir en paz con mi alma y la sana ambición de contribuir con la modestia de mis fuerzas a que Venezuela, el país que he hecho mío justamente cuando atravesaba el ecuador de mis años, el país en que nacieran mi hija y mis nietos adoptivos, puedan crecer y cumplir con los mandatos de Dios y una sana y honesta crianza. Lee el resto de esta entrada

Carta abierta al pdte la AN Henry Ramos Allup; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

A mis setenta y seis años y ya en vías de cumplir los setenta y siete, he abandonado toda aspiración de Poder, si alguna vez la tuve. Y no me queda otra aspiración que morir en paz con mi alma y la sana ambición de contribuir con la modestia de mis fuerzas a que Venezuela, el país que he hecho mío justamente cuando atravesaba el ecuador de mis años, el país en que nacieran mi hija y mis nietos adoptivos, puedan crecer y cumplir con los mandatos de Dios y una sana y honesta crianza. Lee el resto de esta entrada

Por un nuevo pacto de gobernabilidad; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

Si Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba no hubieran tenido aprehensiones, rencores recíprocos, temores, sospechas mutuas, malentendidos, disgustos y facturas que endosarse unos a otros, no hubieran necesitado firmar el pacto de gobernabilidad que terminaron firmando a la caída de la dictadura perezjimenista. Si lo hicieron, fue porque sabían que las diferencias que los separaban hacían a su propia identidad, que ocupaban espacios distintos, incluso contradictorios, que cada cual tomaría por su lado, pero comprendieron en un arranque de lucidez y estatismo que la Patria llamaba a la concordia de sus mejores hijos para salir del marasmo y enrumbarse por la senda de la libertad y el progreso. Lee el resto de esta entrada

Los fracasados; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

¿Qué poderes extraterrestres y divinos le dan autoridad a quien se atreva afirmar que el acorralamiento del régimen, su desnudamiento ante el mundo como una satrapía oprobiosa, asesina y dictatorial al servicio de la tiranía cubana, levantar en protestas a 35 ex presidentes de repúblicas hispanoamericanas y darle el más feroz de los golpes de opinión a una dictadura que se creía invencible fue un fracaso? ¿Qué legítima autoridad a afirmarlo poseen quienes cargan con sus propios fracasos? Lee el resto de esta entrada

¿Existe el voto chavista? Mito y realidad; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

1

Se equivocan los amigos del PCV y de Aporrea, los ex ministros Giordani y Navarro, Marea Socialista y otros grupos de la izquierda marxista del bloque gobernante, por no hablar de Maduro, Cabello, Jorge Rodríguez y El Aissami –los hampones de la Nomenklatura– al hablar de lo que llaman al unísono “el voto chavista”. Los primeros cuando, con las mejores intenciones, ejerciendo el derecho a la autocrítica, le exigen a los segundos “reconquistar el voto chavista”; estos últimos cuando muestran el bojote culpándolo de traición por haberles dado la espalda. Lee el resto de esta entrada

Una derrota irreversible (I); por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

1

Está por verse si se salva la revolución, nos acercamos al abismo. Gonzalo Gómez, cofundador de Aporrea

Suena banal pero es un ejemplo perfecto: una vez que se pierde una liga, se pierde. Para volver a ganar otra, habrá que esperar por otra ocasión. Por otro ciclo histórico, el que hay que saber aguardar sin desfallecer, con laboriosidad e infinita paciencia. Exactamente como Lenin, Trotsky y los bolcheviques supieron hacerlo luego de la derrota de la revolución de 1905: esperar al ciclo abierto con el descalabro de Rusia en la Primera Guerra Mundial, la revolución burguesa de febrero de 1917 y la caída de la monarquía, hasta precipitar la de octubre de 1917. Cuando Lenin exigiera “todo el poder a los soviets”. Tiempo al tiempo. Lee el resto de esta entrada

Una monumental e histórica ceguera; por Antonio Sánchez García [@sangarccs]

antonio-sanchez-garcia-negro

Maduro, confundido por la colosal derrota, le confesaría a un ex presidente que lo visitara en Miraflores que la oposición debía enterarse de una vez por todas que en donde ellos eran invencibles era desde las filas opositoras. De allí que no se entienda su rechazo a asumir el papel facilitándole el control de la situación a quienes se sentarán en las bancadas del futuro gobierno. Y dar paso a la transición de su gente a la futura oposición. El único rol en el que pueden y debieran ir pensando. Si el PSUV pretende sobrevivir, debiera apurar el traspaso. No hacerlo implica una monumental e histórica ceguera. Lee el resto de esta entrada