Archivo del sitio

Satélite llamando a control; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

La fórmula, hasta ahora exitosa, para conquistar una nueva mayoría fueron la unidad táctica de los partidos opositores y una propuesta de concordia, para que la inconformidad hacia el gobierno se convirtiera en apoyo electoral. Ser esperanza y no amenaza, hablar de los problemas existenciales de la gente y no de política, se dijo todo el tiempo, lo afirmaban los candidatos en las comunidades. Lee el resto de esta entrada

Buscar el tiempo perdido, para perderlo de nuevo; por Carlos Raúl Hernández

Se desconoce al Poder Legislativo de frente, sin titubeos, sin ambages, sin excusas, y se le arrebatan por la fuerza sus atribuciones constitucionales inseparables que le dan razón de ser. Parecido actuó Alberto Fujimori en el golpe contra el Congreso de 1992. La enorme, abismal, escandalosa diferencia (política, no ética) es que Fujimori un par de meses antes había ganado las elecciones, era la fuerza ascendente, la esperanza de los peruanos, unoutsider que derrotaba al sistema político institucional. En Venezuela es exactamente al revés, lo contrario, las antípodas. La masiva victoria opositora en diciembre, la sistemática fuga de respaldo gubernamental desde entonces y el bloqueo de los mecanismos constitucionales, crean un status en el que la cúpula de poder rechazada, con apoyo menguante, es un poder de facto. Es un esqueleto sin músculo, con polifracturas y sin porvenir. Lee el resto de esta entrada

Cambio de piel del cambio; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Los candidatos de la Unidad dieron confianza más allá de las simpatías políticas de la gente y obtuvieron un triunfo brillante de 7 millones 700 mil votos. Lograron convencer que eran certidumbre y no bravuconería, estabilidad y no sobresalto, que la desilusión masiva se tradujera en votos y que dos millones de oficialistas se abstuvieran para dar oportunidad al bueno por conocer. Fue posible porque desde 2006 se había derrotado la antipolítica y sus laterales: Lee el resto de esta entrada

Muerte y Coca-Cola; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Cada cierto tiempo reverdece la antigua prédica contra la sociedad de consumo, nueva Babilonia, Gomorra, sensualismo, egoísmo, obra de Satanás. El colmo que reventó los tapones de Yahvé para lanzar la lluvia de fuego sobre Sodoma, fue que un grupo de libidinosos enardecidos por la belleza de varios Ángeles, intentaron violarlos. Lucas, Juan y Mateo cuentan la maldición a Cafarnaún que “hasta los infiernos serás arrojada”. Lee el resto de esta entrada

Crisis moral; por Carlos Raúl Hernández [@carlosraulher]

Nada mejor para ser interesante que fruncir el ceño, engolar la voz y disertar sobre la “crisis moral”, con aire de solemne. La disolución de las costumbres, el irrespeto a los valores, las drogas, la corrupción del comportamiento, bla bla bla. Con frecuencia estos intérpretes de oído dicen que “lo más difícil será recuperar la ética” o “hacer que los venezolanos trabajen”. Pero la más superficial revisión indica que los “moralistas” son eternos, bien remunerados y tienen su público, y que la Humanidad siempre recibe sermones parecidos, en los que se cuestiona la integridad de la gente. Durante los 90, en los momentos de esplendor de Venezuela, cuando arrancaban las reformas necesarias, un cura radical hablaba de la “anomia” que erosionaba al país, y al público se le salía la baba ante tanto saber y rectitud. Se necesitaba una “revolución” para poner orden y sabemos cómo eso termina. Lee el resto de esta entrada

¡Exorcismo!; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

La política es el arte de conquistar poder al menor costo y con la menor confrontación posible. Los que pasan a la historia, para bien o para mal, son los que consiguen la grieta que fractura los bloques de poder. Es el sustituto de la guerra, o la guerra por medios pacíficos. Los dirigentes democráticos son entonces negociadores por definición, y los conflictivistas tienen más de matones putativos que de políticos, aunque muchos son como Archibaldo de la Cruz, el personaje de Buñuel, que presumía ser un asesino brutal aunque nunca mató a nadie y en la escena final de la película fue incapaz de maltratar un saltamontes. Como se sabe después de diez mil años, la mejor batalla es la que se gana sin darla. En eso consiste la política, precisamente, en vencer sin violencia y, como en las artes marciales, derrotar al adversario con su propia fuerza, aunque a veces la violencia se imponga. Lee el resto de esta entrada

Entendí: dictadura no sale con votos; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Analizar, procesar, enlatar, consumir y digerir el 6D. Se despedazaron los mitos que el Gobierno ponía a rodar para inhibir a los votantes descontentos y ojalá no los remienden con pegaloka para reponerlos en los altares de la ingenuidad. El voto manual, natural, ecológico, libre de la mancha de la siniestra tecnología, las máquinas de votación, -que como los cyborg de Terminator viene a acabar con la libertad-, pasa al limbo de los cuentos infantiles. Lee el resto de esta entrada

Ridículo y peligroso; por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Ha sido cruel la utilización del espantoso asesinato-desaparición de 43 estudiantes en Iguala-México en septiembre de 2014. Urdido y ejecutado por el alcalde de izquierda (PRD), en el estado de Guerrero, con un gobernador también del PRD, grupos políticos desarrollan una amplia y costosa campaña internacional para inculpar al presidente Peña Nieto. Los “normalistas de Ayotzinapa”, asesinados con sevicia y crueldad por el narco, aparte de estudiantes eran también violentos activistas revolucionarios. Lee el resto de esta entrada

Excretas del infierno; Por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Con indecible vergüenza para cualquier persona normal, varios teóricos defienden las razones de los terroristas del Estado Islámico que asesinaron ciento cincuenta personas en París y amenazan cubrir de sangre Europa. 90% de los musulmanes del mundo son pacíficos, pero la minoría comete 90% de los atentados terroristas. Incluso son anacrónicas y torcidas las versiones blandas del Islam. No respetan leyes ni valores, y crean microtiranías domésticas sobre las mujeres que justifican a nombre de diferencias culturales. El mundo está frente a una monstruosidad bicéfala y muchos creen en racismo malo y racismo bueno, el suyo. A ambos hay que enfrentarles los valores de la democracia occidental, la única que existe. El conflicto no es entre civilizaciones sino de civilización contra barbarie.  Lee el resto de esta entrada

“Flaca, fané, descangallada… ” por Carlos Raúl Hernández [@CarlosRaulHer]

Las perspectivas de Latinoamérica cambian y el zombi se repliega desesperado por la escasez de cerebro fresco. Eso permite comprender la Carta de Luís Almagro, impensable en la gatopardiana etapa de Insulza, no solo por diferencias temperamentales entre ambos, sino por la recidiva en la utopía revolucionaria. La Secretaría General de la OEA es un cargo administrativo, cuyo ejercicio debe someterse a los dictámenes de la hegemonía política en la región. Lee el resto de esta entrada

El lado confundido de la historia por Carlos Raúl Hernández [@carlosraulher]

El proceso que ruge en 1992, viene con apoyo de varios grupos insurreccionales derrotados por décadas, y se pegaron rápidamente empresarios, sindicalistas, intelectuales, capitostes comunicacionales, que siempre soñaron liquidar el régimen de partidos. Un hoy seudopositor candidato a diputado por el MIN, el 4F esperaba un lote de armas que no llegaron, para hacer alguna gracia. El golpe, al contrario de ser efecto de la corrupción, la pobreza, la ineficiencia, como dice la leyenda dorada, explota cuando la democracia corregía sus errores pasados, igual que el resto de Latinoamérica. Lee el resto de esta entrada

El triángulo: Rosales, Capriles, López por Carlos Rául Hernández [@CarlosRaulHer]

Al destruir la política como convivencia competitiva, se retrocede a la violencia.

Sicólogos sociales, sociólogos, siquiatras analizaron cómo el odio se convirtió en sentimiento generalizado en las relaciones sociales en Venezuela. El tanatos, la tendencia a destruir, es un componente inseparable de la naturaleza animal del ser humano. Está en su impronta biológica, en sus cromosomas, las sociedades primitivas se regían por la violencia, la ley del más fuerte y no es nada nuevo por lo tanto. Pero la civilización, las leyes y la cultura lograron “encapsularlo” como un tumor maligno, y con tanta fragilidad como a éstos. El país contaba con una democracia imperfecta en la que las diferencias convivían y hasta come-alacranes revolucionarios y golpistas llegaron a vicepresidencias e incluso a presidencias accidentales de la Cámara de Diputados por decisión de los partidos mayoritarios. Lee el resto de esta entrada

Acuerdo no es imposición por Carlos Raúl Hernández

El llamado al entendimiento no es una opción: es la única opción

Hay una amplísima impugnación popular, gente decepcionada por las políticas revolucionarias, pero no tanto de la ilusión que los engatusó. Eso lo revelan entre otros dos indicadores: que entre el porcentaje de rechazo al gobierno y el que registra la imagen de Chávez, la diferencia es significativa. Y que a su vez, entre ese disgusto y la intención de voto opositora también hay una grieta. Están decepcionados e indecisos pero no por eso se tragan -todavía- a los rivales. Es una franja demográfica que no tiende naturalmente a simpatizar por la oposición. Y cualquier dictamen destemplado, cualquier gesto, vengativo o amenaza, aleja a ese elector de la posibilidad de apoyar la Unidad, funde la idea de que esta actuaría positivamente. Anunciar revocatorios, destituciones, constituyentes y demás joyas de la corona revolucionaria, les suena tempestades a las madres en los barrios que salen a trabajar con enorme esfuerzo para mantener a sus hijos. Lee el resto de esta entrada