Archivo del sitio

Un buen tipo; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Donald Trump dice de sí mismo que es un “buen tipo”. Estoy seguro de que Fidel, Pinochet, Franco, Stalin, Mao y Adolfo Hitler también pensaban que eran “buenos tipos”. Fue muy sorprendente cuando en Libia capturaron a Muamar Gadafi. Casi era surrealista verle preguntar a sus captores que le vejaban y maltrataban: “¿pero qué les he hecho yo?” Seguramente la pregunta era honesta para él. Stalin, que acabó con la vida de entre 20 y 60 millones de rusos era considerado tan “buen tipo”, que los rusos lo llamaban “el padrecito”. Lee el resto de esta entrada

Tierra de Gracia; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Esta página lleva por título “humor en serio”, sin embargo, cada vez se le hace más difícil a quien esto escribe transformar en gracia, la amargura que se nos ha instalado a los nacionales de la “pequeña Venecia” en el alma. ¿Hasta dónde podemos llegar en esta sostenida caída? Si Venezuela fuese un ser humano, ya habríamos tenido que buscar un cura para administrarle los Santos Óleos, pero no lo es, el agravamiento de este paciente puede ser infinito. Sin embargo, estamos llegando al punto en que la paciencia se agota, los ánimos se caldean y la cordura cede paso a la rabia acumulada que se desata sin límites en un pueblo que ha sido llevado a los límites de la desesperación. Lee el resto de esta entrada

El Revocado; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Un fantasma recorre los pasillos de Miraflores, sale en las noches y deambula por los predios de la casona de misia Jacinta. Cuentan que el despacho presidencial es una habitación antisísmica y que fue eso lo que movió a Cipriano Castro a mudar allí su oficina desde la Casa Amarilla, de cuyo segundo piso había saltado en calzoncillos, usando un paraguas como paracaídas en medio de un terremoto (a los que tenía verdadero pánico). A pesar de ello, hay temblor en la primera oficina de la patria. No es para menos, según algunas encuestas, el 70% de los venezolanos desea la salida del presidente, pero en nuestro país la soberanía reside en el pueblo solo hasta que este decide ejercerla. Lee el resto de esta entrada

Los Tualé Papers; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Deustche Welle (Welle a fó)

Nos agarra este nuevo deslave de corrupción sin papel tualé a la mano, ¡que incomodidad! La palabra Venezuela aparece en 241.000 documentos de los Panamá Papers. Es de agradecer que las “cúpulas podridas” hayan puesto el nombre de Venezuela en tan alta distinción, entre todos los records a los cuales olímpicamente nos han conducido: primeros en inflación, segundos en violencia y en los países marcados en rojo por la corrupción, Venezuela es roja rojita, como diría Ramírez. Los Panamá Papers, para nosotros los venezolanos, son un ejemplo de esfuerzo, religiosidad y constancia, además de constituir un aporte cultural, inmensamente valioso para elevar nuestro espíritu en los tiempos que corren: Lee el resto de esta entrada

¿Autosuicidio?; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Aquí tiene que estar pasando algo: un experimento extraterrestre, un ensayo de la CIA sobre la destrucción de la humanidad, unas emanaciones radiactivas que pasaron desapercibidas o unos aliens que nos colonizaron. Dejémonos de vainas, ningún país se “autosuicida” de esta manera (para usar la expresión que llevó a CAP a decir: “¡Caramba, cada vez me parezco más a Cayito!”). Somos la nación en la que se dan cita las peores cifras del planeta Tierra: la inflación más alta, la inseguridad más alta, la corrupción más alta, la peor economía del mundo. ¿Cuál es el plan detrás de esto? Alguien tiene que explicarnos. Profesor Straka, Dr. Carrera, profesor Pino: hablen ahora o callen para siempre. ¿Fue algo en nuestra historia? ¿Fue lo de Diógenes Escalante? ¿Cuándo nos deschavetamos? ¿Cuándo Venezuela perdió la razón? ¿O nunca la tuvo? Lee el resto de esta entrada

T.S.J (Todo se jodió); por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este capítulo de la historia venezolana que comenzó su devenir aprobando una nueva constitución y declarando moribunda a la anterior mientras estaba aún vigente, se cierra desconociendo su propia carta magna. En cierto sentido, lo sucedido esta semana tiene la significación simbólica de un punto final. No importa cuánto más dure, ya este tiempo, en el alma nacional, ha concluido. La percepción de fracaso ha inundado incluso las filas de los copartidarios más fieles, aunque no les sea permitido decirlo abiertamente. Solo la nomenclatura del PSUV sostiene este régimen y la fuerza de las armas, claro está. Lee el resto de esta entrada

El lado bueno; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LadoBuenodeLasCosas

Comienza un año duro, difícil para el país luego del proceso electoral  (bueno, primero que todo feliz año -disculpen-, está uno tan acostumbrado a la infelicidad que hasta olvida los modales. Hay que decir siempre “buenos días”, aunque uno no se lo crea y cuando te pregunten “¿cómo estás?, hay que responder “bien”, aunque sea embuste). Cuando perdemos las elecciones las perdemos y si por primera vez se te ocurre ganar, pues también las pierdes. Lee el resto de esta entrada

Carta de Dios a Maduro; por Laureano Márquez [@laureanomar]

41264dios-maduro1

Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto –frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo– te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: “Dios proveerá”

Lee el resto de esta entrada

Editorial TAL CUAL: No caer en provocaciones; por Xabier Coscojuela [@XabierCosco]

xabier-coscojuela-63002

Sigue sin haber pan, pero el circo está muy activo y cada día le agregan un nuevo número. El cogollo que gobierna reconoció los resultados, pero no quiere reconocer la derrota. Desde el mismo momento en que Tibisay Lucena dio los números que confirmaban el más clamoroso revés experimentado hasta ahora por el PSUV. Tanto Nicolás Maduro, como Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez han venido alegando excusas para quitarse de encima la responsabilidad que tienen ante sus propios compañeros por semejante pela. Lee el resto de esta entrada

Carta al Niño Jesús; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Querido Chuito:

Ante todo quiero comenzar dándote las gracias por todo, especialmente por devolvernos la Navidad como espacio para la paz y la concordia entre los hombres de buena voluntad. Este diciembre las hallacas, si llegamos a probarlas, tendrán un gusto especial. La verdad es que escribirte una carta con peticiones, después de todo lo que has hecho por nosotros este año, es como mucha exigencia. Sin embargo, típico venezolano es que después de uno decir “perdona el abuso”, venga el abuso. Lee el resto de esta entrada

Breve historia del voto; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

La historia del voto es casi tan vieja como el hombre mismo. En la antigua Grecia (que fastidio que todo haya que remitirlo a la antigua Grecia, pero así son las cosas -como diría Yanes- somos parte de la cultura occidental, esencialmente griegos) se votaba con eso que llaman nuestros parlamentarios hoy la señal de costumbre: levantando la mano. Eso en griego se llamaba “cheirotoneo”, literalmente se traduce como “extender la mano”. Lee el resto de esta entrada

Editorial Tal Cual: “El poder es para ejercerlo” y la misión de Unasur @xabiercosco; @victoramaya

leonelfernandez1_copia

La frase la dice mucho militante suelto por ahí: “el poder es para ejercerlo”. Suele ser la respuesta ante la cuestión del uso y abuso de recursos públicos para hacer campaña electoral o actividad partidista: desde dinero en efectivo, pasando por el autobús, la camioneta, el empleado en su horario de trabajo, el camión, las líneas telefónicas, y un sinfín más. Recursos públicos no es sola plata en efectivo, sino todo aquello que en teoría sea solamente para uso del Estado en favor de todos, incluyendo el tiempo laboral de los funcionarios. Lee el resto de esta entrada

Carta al huevo; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Querido  huevo:

   Sé que es como extraño escribirte una carta a ti que eres tan ensimismado, pero la presente es para despedirme. Entre las cosas que se lleva el huracán revolucionario,  te tocó a ti esta semana. Es una pena, porque uno se había encariñado desde niño contigo. En la mañana, ¡cómo resolvías un desayuno! Muchas señoras vivían de hacer tortas y venderlas, pero es lógico  que el gobierno quiera también el monopolio de las tortas.  Adiós a las tortillas francesas, a las panquecas y a tantas otras cosas de la que fuiste durante tantos años fiel compañero. Lee el resto de esta entrada

Para la droga no hay fronteras cerradas por Xabier Coscojuela [@xabiercosco]

floresprot121115g

Un nuevo escándalo relacionado con el narcotráfico sacude al país. Familiares de la primera dama Cilia Flores fueron detenidos por autoridades norteamericanas y acusados de conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos. Este es otro caso más que se suma a una cadena que parece interminable. Lo más lamentable, es que seguro no será el último. Lee el resto de esta entrada

Huyendo de sí mismo por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este gobierno huye de sí mismo, no se puede soportar, rompe los espejos que le reflejan. Los fiscales cómplices lo abandonan, los encargados de las expropiaciones tiran la chaqueta cuando ven a la gente de trabajo llorar una vida perdida, cosa que conmueve al más pintado.  Anda como la oración de Santa Teresa, pero al revés: “todo le turba, todo le espanta, nada le sale, Dios no le basta”. No le han crecido las personas de corta estatura porque no ha montado un circo. La suerte le abandona. Esta atrapado en sus contradicciones, a punto de perder unas elecciones, cuestionado internacionalmente, con los precios del petróleo mucho más bajos que lo que necesita para su habitual festín de petrodólares, con todos los organismos de Derechos Humanos con las alarmas encendidas. Verdaderamente su situación es lastimosa y por tal razón, como suele suceder con  algunas personas y algunos  gobiernos, está en uno de esos momentos peligrosos  para sí mismo y para los demás. Debemos ayudarlo a irse en paz,  como si fuese un gobierno malo más y  no como la tragedia  en que se ha convertido para el destino de los venezolanos, especialmente de aquellos que dice defender. Diciembre será el primer paso de un largo camino que habrá que transitar, tranquilos y sin nervios, como diría López.

El gobierno sabe que la causa de una de las crisis económicas más grandes de nuestra historia y de la inflación más alta del planeta es la absurda, contradictoria y destructiva política económica. Sabe que este dañó solo puede corregirse con medidas impopulares y difíciles, como suele suceder siempre que viene la austeridad luego de una borrachera financiera. Pero está atado de manos. No puede reconocer que lleva 17 años metiendo la pata, no puede tomar medidas de esas que se suelen asociar al neoliberalismo, porque se notaría su desnudez. Seguirá adelante rumbo al abismo. Culpará a quien pueda: volverá a Obama y al decreto y también a la CIA y a Uribe y a Rajoy  y a la OEA y a la NASA, si es menester. Pero ya nadie le cree. Ese disco se rayo, como decía la gente de antes.

Este gobierno lo sabe todo, desde lEl gobierno sabe perfectamente de su derrota en las elecciones que se avecinan, que se le han vuelto una verdadera pesadilla: si las pierde, como indican todas  las encuestas, incluyendo las compradas, se enfrentará al fantasma del que ha pretendido huir:  el desafecto popular, ganado a punta de convertirse en negación del discurso que le llevo al poder,  de todo lo que  alguna vez dijo defender: honestidad administrativa, respeto a los derechos humanos, imparcialidad de la justicia, autonomía universitaria, progreso y bienestar. Si las gana es mucho peor aún, porque si la gente proclama como fraudulentas las elecciones que ganaba de verdad, qué no dirán de unas ganadas con un evidente  70% de la población en contra y con observadores internacionales que observarán, aunque no de les deje venir.  Este gobierno está tan claro en que va a perder la Asamblea el 6 de diciembre que se inventó una tarjeta parodiando a la de la Unidad y la puso al lado, sin objeción del CNE. La llama “somos la  oposición” y el presidente le hace publicidad.  Este gobierno a punta de no saber donde esconderse, se escondió en la oposición. Nos hace creer que la oposición es quien gobierna y ellos la adversan. Llegan al extremo de pedir “un voto castigo consciente contra quienes han golpeado al pueblo”, ¡aunque Ud. No lo crea!as causa del hundimiento del país, hasta las conversaciones privadas de la gente. Solo hay algo que el gobierno ignora: no sabe es que es gobierno. Esta como Mickey Rourke en la película “El ángel diabólico” en la que Louis Cifier  (Lucifer) lo contrata como  detective para que investigue el caso de un tipo que le vendió el alma y se le está escondiendo. Todas las evidencias conducen a que el que vendió su alma es el propio detective que investiga, pero él –obviamente- no lo ve. Pretendió engañar al diablo y terminó engañándose a sí mismo. Ahora baja en un ascensor cuyo descenso no para. No sabe quién es ni por qué se hunde. Por su propio bien, este 6 de diciembre hay que ayudarle a que se entere.

@laureanomar

Un Sukhoi para las universidades por Xabier Coscojuela [@XabierCosco]

sukhoi1

A quienes dirigen la “revolución” la palabra autonomía les da piquiña, alergia, la miran como sospechosa. Lo de ellos es firmes y a discreción. Así como se comporta la mayoría oficialista de la Asamblea Nacional, así deberían comportarse todos los venezolanos. Sería el orgasmo perpetuo para el dúo que gobierna el país. Lee el resto de esta entrada

Nos tocará Marte por Laureano Márquez [@laureanomar]

Marte, el planeta floreciente que fue destruido por el capitalismo salvaje, según se dijo en algún momento de nuestra historia contemporánea, ha vuelto a ponerse de moda. Hay agua -que es mucho más de lo que puede decirse de nuestros supermercados- y a cada momento se encuentran nuevas evidencias de que sin duda ese planeta será la tabla de salvación para que la civilización terrícola encuentre un nuevo hogar. Lee el resto de esta entrada

Editorial Tal Cual: La justicia venezolana: de Maduro a podrida [@XabierCosco]

xabier-coscojuela-63002

Que la separación de poderes es una necesidad para el buen funcionamiento de la democracia lo vuelve a poner sobre la mesa lo revelado por el fiscal Franklin Nieves. Definitivamente no fue un capricho que el poder fuera compartido. Que hubiera pesos pesados y contrapesos. La historia de la humanidad en distintas épocas y diversos países ha demostrado lo acertado del diseño. Cuando se ha dejado de lado, las consecuencias han sido terribles para todos los ciudadanos. Lee el resto de esta entrada