Archivo del sitio

Después de las chicuelinas sigue el problema; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Las chicuelinas son un quite vistoso, al que acuden con frecuencia los toreros que buscan lucimiento. Lo hacen los maestros y los maletas porque no requiere mucho esfuerzo, y porque generalmente logra la respuesta de los aplausos. Solo se gira el cuerpo protegido por el capote en la dirección contraria a la embestida del toro y brotan las palmas. En ocasiones son un modelo de gracia y sobriedad, pero solo en ocasiones. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

En el nombre del pueblo; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Maduro y los líderes del PSUV no se cansan de hablar en nombre del pueblo. La insistencia no deja de ser curiosa, si consideramos la paliza que se llevaron en las elecciones parlamentarias. Cerca de 8 millones de votos salidos del pueblo calificado para votar mostraron un rechazo sin paliativos frente a la política del régimen, pero los derrotados acuden a su supuesto papel de ungidos por el respaldo de la mayoría de los venezolanos para justificar las medidas que toman desde las alturas y para aferrarse al poder que los ciudadanos le han reducido casi hasta su mínima expresión a punta de sufragios. Estamos ante un desconocimiento de la realidad, que no debe pasar inadvertido. Lee el resto de esta entrada

Sobre el 4 de febrero; por Elías Pino Iturrieta [@eliaspino]

elias-pino-iturrieta

El 4 de febrero de 1992 se tiene que observar desde la actualidad, por supuesto, pero nuestro tiempo agobiado por las dificultades tiende a sacar cuentas benévolas sobre el sistema de gobierno contra el cual se produjo la intentona militar. La actualidad habitualmente mira desde un estrecho prisma, y deja de lado realidades sin las cuales no se puede entender lo que sucedió entonces y sucede ahora. Una expresión manida de nuestros días (“éramos felices y no lo sabíamos”) permite el entendimiento del asunto según se quiere plantear aquí. Lee el resto de esta entrada

El 23 de Enero hoy; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Los sucesos del 23 de Enero de 1958 se han conmemorado de manera diversa a través del tiempo. Inmediatamente después del regreso de la democracia representativa fue entusiasta la celebración de la fecha, pero después los fastos se volvieron rutinarios y vacíos. El filósofo José Luis da Silva ha estudiado la evolución de los discursos relacionados con tales ceremonias en un libro publicado por la UCAB que da cuenta de su languidecimiento. Lee el resto de esta entrada

Mala nuestra; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

No se pueden soltar palabras en vano, reprocha con razón Milagros Socorro por la vía del Twitter. Lo dice porque en este diario, para hacer una biografía resumida de Ramos Allup se dijo con la mayor tranquilidad que había hecho buena parte de su carrera durante la cuarta república. Un periódico como El Nacional no puede expresarse con tanta superficialidad, pero especialmente con tanta irresponsabilidad sobre un período de la historia de Venezuela, especialmente si cuenta con un historiador en funciones de comando, plantea la respetada amiga. Lee el resto de esta entrada

Hicieron falta; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

En la madrugada del 7 de diciembre, después de los primeros sentimientos que produjo el resultado electoral, vinieron a mi memoria los amigos desaparecidos que hubieran expresado regocijo al enterarse del triunfo de la oposición en las elecciones parlamentarias. ¿Qué hubieran gritado? ¿Cómo hubiesen manifestado ante los suyos lo que sentían, después de sus escaramuzas contra una especie curiosa de “revolución” a la que adversaron sin darse tregua, y en cuya cara había sonado una clamorosa bofetada popular mientras ya no estaban? Pienso, claro, en una atmósfera de exaltación próxima  a la gloria con ellos en el centro, porque no hay otra manera de manejar con propiedad esa fantasía. Hoy, como homenaje por lo que hicieron para que lleváramos a cabo entre todos la faena de propinarle una paliza al oficialismo, los quiero recordar frente a los lectores. Lee el resto de esta entrada

El “como sea” II; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Dicen las lenguas generalmente bien informadas que ya los órganos de inteligencia del régimen están averiguando la vida privada de los diputados electos que venían en las listas de la oposición. Es la orden perentoria que se ha dado desde la cima del poder y que no se puede discutir. ¿Cuál es la razón del interés? La de siempre: ver cómo los pueden chantajear, tomar nota de sus debilidades, topar con asuntos turbios desde cuyo pantano se puedan cosechar vagamunderías, analizar la posibilidad de que se conviertan en atletas del salto de talanquera. Lee el resto de esta entrada

¿Festividad democrática?; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Si consideramos el regocijo provocado por los resultados de la elección parlamentaria, la sociedad estuvo y está de fiesta. La inmensa mayoría del pueblo, ante la seguridad de que se quitó una pesada lápida de sus espaldas, experimenta ánimos de jolgorio y los comunica a través de diversas manifestaciones individuales en los lugares públicos y en la intimidad de los hogares. De tanto multiplicarse, lo individual se hace colectivo para que se palpe una sensación de felicidad frente a cuyo testimonio no caben las dudas. Lee el resto de esta entrada

Sobre los cultos de Bolívar y Chávez; por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Para evitar la tentación de llamar hoy a votar por una determinada orientación, porque está prohibido, hago unas analogías entre las adoraciones del Libertador y del “Comandante Eterno” que pueden ser de utilidad. Nada qué ver con lo que hoy resuelva la ciudadanía, por lo tanto. Lee el resto de esta entrada

La carta de Almagro por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Fechada el pasado 10 de noviembre, la carta del secretario general de la OEA para la presidente del CNE es de trascendental importancia. La contundencia de sus argumentos, pero también el meticuloso conocimiento de lo que aquí sucede en vísperas electorales, constituyen un reclamo y una denuncia que no pueden pasar inadvertidos. La calidad y la seriedad de la exposición deberían rebatirse con unos planteamientos sólidos que no ha lucido hasta ahora quien se niega, por razones inconfesables, a permitir la observación del proceso comicial solicitada por la institución que encabeza el remitente. De seguidas se comentarán los elementos sustanciales del documento, a través de un vistazo que apenas pretende referirse a algunos puntos básicos. Lee el resto de esta entrada

El Taita y Telmo por Elías Pino ITurrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

Voy a contar la historia de una agresión a la universidad, que no tiene relación con la actualidad. Hoy no puede pasar un suceso semejante, como no pasó del todo cuando un poderoso espadón quiso. Sin embargo, el capricho me ha llevado a época remota para que los lectores gasten el rato en un episodio que no ocurrirá jamás en nuestros días alejados de la barbarie y apegados a la más circunspecta civilización. Lee el resto de esta entrada

Pinchazos ominosos por Elías Pino Iturrieta [@EliasPino]

elias-pino-iturrieta

El que sepa de las aficiones del escribidor pensará que hoy arremete contra Cagancho, un gitano que marraba con el estoque. Era algo así como el rey del pinchazo. Asustado por la proximidad de las astas del toro, no lo metía en lo alto del morrillo. Daba en hueso, o en las partes blandas del animal para salir del paso con ignominiosos bajonazos que provocaban las iras del soberano. Pero los desaires de una fiesta que hoy se juzga como demostración de barbarie no merecen mayor espacio en los periódicos, a menos que se quiera pelear con los lectores de gusto políticamente conveniente. Hay otros gustos, más perjudiciales y relacionados de veras con los intereses de la mayoría de las personas, que merecen puntillosa atención. Lee el resto de esta entrada

No jurar en la víspera por Elías Pino Iturrieta

elias-pino-iturrieta

Mientras la mayoría de las encuestas pronostican una victoria abrumadora de la oposición en las elecciones parlamentarias, el gobierno se empeña en la suscripción de un compromiso que obligue a los contendores al respeto de los resultados. Lo que salga de las urnas el 6-D se debe considerar como santa palabra, sin vacilaciones ni objeciones, piden desde ahora el presidente Maduro y los voceros del PSUV. Sin embargo, y pese a que todos los vaticinios le son favorables, los destinatarios de la solicitud se resisten a aceptar la invitación. La MUD prefiere esperar la cuenta de los sufragios, sin arrojarse de madrugada en el regazo de la confianza solicitada por quienes deben pensar en carrera empinada cuando ponen las esperanzas en diciembre. Seguramente coincidirá el lector con el opinador en la sensación de que tales conductas no reflejan sensatez, cuando se les echa un primer vistazo. Lee el resto de esta entrada