Archivo del sitio

Los estragos de la guerra chavista…; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

La delirante guerra

Los peores tiempos están por venir, no hemos tocado fondo ni lo tocaremos pronto.

La deriva nacional es proporcional al desprecio que muestran los enchufados chavistas contra toda nobleza venezolana. Nada cambiará. El chavismo es inhumano, sólo le apetece el poder y la riqueza extrema. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La guerra social y Venezuela; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

El origen de nuestro Apocalipsis

Cuando la historia evalúe el enfermizo período político conocido como el “chavismo” determinará que fue para Venezuela la época más degenerada e hipócrita de todos sus tiempos. Lee el resto de esta entrada

Venezuela en llamas…; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Los gritos enterrados en Berlín

Camino por un Berlín reinventado. Esto no es lo que fue un día ni lo será jamás. Lee el resto de esta entrada

Ramos Allup: ¡Uh, ah, Chávez ya se fue!; por Gustavo Tovar-Arroyo [@Tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Venezuela boquiabierta

Me siento a escribir a mano alzada, casi parado. Modifico a última hora, en el filo último de la madrugada, todavía perplejo, lo que había escrito para esta semana e improviso. Como el país, improviso.

Acaba de finalizar otra desconcertante jornada política con la cantinflesca y humillante presentación de la Memoria y Cuenta del primer déspota bufo de la historia de Venezuela, Nicolás Maduro, ante la nueva Asamblea Nacional y debo confesar que he quedado boquiabierto, atónito, confundido, a punto del desmayo. Lee el resto de esta entrada

La incoherencia divisionista de Capriles; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

“Señores, o ustedes –refiriéndose a la oposición-
cambian la política que están planteando o hay una ruptura. Lo digo clarito.”
Henrique Capriles Randonski

¿Qué le pasó a Capriles? Lee el resto de esta entrada

Parlamentarias, ¿seguimos o nos confiamos?; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Los jodiste

Siéntete orgulloso, lo que hiciste fue ejemplar desde todo punto de vista, pese a todas las adversidades, chantajes, frustraciones y dudas, te movilizaste por tu futuro, votaste y estuviste dispuesto a defender tu voto a cualquier costo, incluso poniendo en riesgo lo más apreciado: tu vida. Dijiste: ¡Basta! Lee el resto de esta entrada

¡La Venezuela liberada!; por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

A María Corina y Lilian

 

“Pero no, Majestad,

que he llegado hasta hoy,

y el nombre de esa novia se parece a vos!

Se llama: LIBERTAD!

Decidle a vuestros súbditos

-tan jóvenes que aún no pueden conocerla-

que salgan a buscarla,

que la miren en vos.”

Pío Tamayo Lee el resto de esta entrada

Antídoto contra toda matanza chavista; Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Matar, matando…

Nos asesinan, sí, los chavistas nos asesinan.

Desde el 3 de febrero de 1992, Hugo Chávez mostró sus babas hambrientas de sangre venezolana. Nunca dejó de mostrarlas. Esa fue la constante de su desesperación autocrática: la muerte. Asesinarnos, uno tras otro, sea quien sea, matar quirúrgicamente como último recurso retórico, matar moral o físicamente para conservar el poder.

Matar, humillando; matar, persiguiendo a la disidencia; matar, encarcelando; matar, torturando; matar, matando, empleando todos sus medios violentos, “como sea”, pero matar para dominar al país. Lee el resto de esta entrada

Los chorreados y los hijos de la palabra “puta”; Por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Dales la vuelta,
cógelas del rabo (chillen, putas),
azótalas,
dales azúcar en la boca a las rejegas,
ínflalas, globos, pínchalas,
sórbeles sangre y tuétanos,
sécalas,
cápalas,
písalas, gallo galante,
tuérceles el gaznate, cocinero,
desplúmalas,
destrípalas, toro,
buey, arrástralas,
hazlas, poeta,
haz que se traguen todas sus palabras.

Octavio Paz

Lee el resto de esta entrada

El buen ladrón venezolano por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

Gustavo-Tovar-Arroyo

El primer santo

A diferencia de lo que muchos saben, el primer santo vinculado con el catolicismo no fue uno de los apóstoles, ni José ni Juan el Bautista o María, tampoco la Magdalena ni el mejor amigo de Jesús, Lázaro, a quien resucitó de la muerte; el primer santo fue un ladrón.

Sí, un ladrón que habiendo sido crucificado junto a Jesús tuvo la conciencia de reprender al otro ladrón crucificado (al malo) por haberse burlado de Cristo en su lecho mortal. Lee el resto de esta entrada

¿Perdonar? por Gustavo Tovar-Arroyo [@Tovarr]

Gustavo-Tovar-Arroyo

Venezuela, en el corazón tatuada

Juan José Rendón (JJ) y yo hemos hilvanado una hermandad tejida sobre angustias, complicidades, rebeldías, visiones compartidas, pero sobre todo por una irreductible pasión por la libertad. Lee el resto de esta entrada

El fiscal Nieves y la perla negra de una nación por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

“Yo sé de mil calles y todas llevan al mismo lugar”

Yordano

Está muy marcado el ambiente

Será un artículo conmovido, pero también un artículo convencido. Viene batallas muy rudas -ya se enterarán- y estamos preparándonos para darlas. Así como Leopoldo López ha desafiado, desenmascarado y vencido moralmente al régimen, muchos de nosotros nos sentimos comprometidos a hacerlo.

Y lo estamos haciendo, y lo seguiremos haciendo: el destino último es la libertad. No existe dictadura capaz, con sus luces de neón y metal, de enterrar los sueños de una nación. Lee el resto de esta entrada

La Unidad (en mayúsculas) por Gustavo Tovar-Arroyo [@tovarr]

gustavo-tovar-arroyo

Para bien o para mal

La Mesa de la Unidad es imperfecta porque es humana, y siendo además una creación política venezolana -demasiadísimo humana- es más imperfecta aún.

He sido su crítico, en el pasado incluso me he mofado de algunos de sus integrantes a quienes llamé “mulas cansadas” o “vacas sagradas” por sus prácticas cogolléricas y enchufadas, reminiscencias nefastas de aquellas prácticas políticas que trajeron la peste chavista al poder y que a todas luces, por repetirlas, le dan permanencia.

También he mandado empujones al lagañoso cuerpo de porristas (cheerleaders) que celebra y vivifica a la MUD desde una colina alucinada llena de nostalgias y prejuicios porque se comportan, más que como intelectuales, como “doñas histéricas”. Si la gente protesta en la calle y reclama derechos, si levanta la voz o insulta (habla sucio, feo, muy feo), las doñas se ofuscan, despelucan, chillan. A pesar de su histeria, las doñas son necesarias porque sus alaridos también aturden al chavismo, no mucho (no las toman muy en cuenta), pero lo hacen. Lee el resto de esta entrada

Gustavo Tovar-Arroyo / La política, la antipolítica y tú…

Gustavo-Tovar-Arroyo

La política

La política es un sueño. Sí, en su estado ideal, quien hace política -el político- es un soñador. Sueña un país, un estado, un municipio; sueña una sociedad y la patria.

El político comparte su sueño con otras personas e intenta ganar sus voluntades, si lo logra organiza con ellas los sueños comunes, crea una organización política -partidos políticos- y se postula para lograr una representación de poder (político) que le permitirá lograr que sus sueños se hagan realidad.

Lee el resto de esta entrada