Archivo del sitio

Un buen tipo; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Donald Trump dice de sí mismo que es un “buen tipo”. Estoy seguro de que Fidel, Pinochet, Franco, Stalin, Mao y Adolfo Hitler también pensaban que eran “buenos tipos”. Fue muy sorprendente cuando en Libia capturaron a Muamar Gadafi. Casi era surrealista verle preguntar a sus captores que le vejaban y maltrataban: “¿pero qué les he hecho yo?” Seguramente la pregunta era honesta para él. Stalin, que acabó con la vida de entre 20 y 60 millones de rusos era considerado tan “buen tipo”, que los rusos lo llamaban “el padrecito”. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Tierra de Gracia; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Esta página lleva por título “humor en serio”, sin embargo, cada vez se le hace más difícil a quien esto escribe transformar en gracia, la amargura que se nos ha instalado a los nacionales de la “pequeña Venecia” en el alma. ¿Hasta dónde podemos llegar en esta sostenida caída? Si Venezuela fuese un ser humano, ya habríamos tenido que buscar un cura para administrarle los Santos Óleos, pero no lo es, el agravamiento de este paciente puede ser infinito. Sin embargo, estamos llegando al punto en que la paciencia se agota, los ánimos se caldean y la cordura cede paso a la rabia acumulada que se desata sin límites en un pueblo que ha sido llevado a los límites de la desesperación. Lee el resto de esta entrada

El Revocado; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Un fantasma recorre los pasillos de Miraflores, sale en las noches y deambula por los predios de la casona de misia Jacinta. Cuentan que el despacho presidencial es una habitación antisísmica y que fue eso lo que movió a Cipriano Castro a mudar allí su oficina desde la Casa Amarilla, de cuyo segundo piso había saltado en calzoncillos, usando un paraguas como paracaídas en medio de un terremoto (a los que tenía verdadero pánico). A pesar de ello, hay temblor en la primera oficina de la patria. No es para menos, según algunas encuestas, el 70% de los venezolanos desea la salida del presidente, pero en nuestro país la soberanía reside en el pueblo solo hasta que este decide ejercerla. Lee el resto de esta entrada

T.S.J (Todo se jodió); por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este capítulo de la historia venezolana que comenzó su devenir aprobando una nueva constitución y declarando moribunda a la anterior mientras estaba aún vigente, se cierra desconociendo su propia carta magna. En cierto sentido, lo sucedido esta semana tiene la significación simbólica de un punto final. No importa cuánto más dure, ya este tiempo, en el alma nacional, ha concluido. La percepción de fracaso ha inundado incluso las filas de los copartidarios más fieles, aunque no les sea permitido decirlo abiertamente. Solo la nomenclatura del PSUV sostiene este régimen y la fuerza de las armas, claro está. Lee el resto de esta entrada

La agricultura urbana; por Laureano Márquez [@laureanomar]

 

AgriculturaUrbana

Hay muchas razones para el pesimismo en estos tiempos: desde esa concepción revolucionaria de la política  en la que solo hay democracia cuando gano yo, hasta  esa idea de que la inflación no existe y -como decían los viejos filósofos griegos- de aquello que no existe, no se habla. Sin embargo, de las cosas más alucinantes que uno ha podido escuchar en los últimos tiempos, es la de resolver esta grave crisis de alimentación que padecemos con agricultura desarrollada en porrones, laticas y botellas vacías. Lee el resto de esta entrada

¡Puntofijismo!; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Una mala palabra recorre el la Asamblea Nacional: “puntofijismo”, “puntofijista”. “Ha vuelto el puntofijismo”, dicen los partidarios del oficialismo, anunciando el advenimiento de Satanás. La palabra se ha convertido en un insulto, en una manera de descalificar. La gente ni siquiera sabe qué es el pacto de Punto Fijo, por qué lleva ese nombre, dónde se firmo, quiénes lo firmaron, pero nadie quiere ser tildado de “puntofijista”, nadie quiere ser tan vil. Chávez dijo alguna vez que el “puntofijismo” era la maldad fundacional de la también bautizada por él como IV República y bastó y sobró. Lee el resto de esta entrada

El lado bueno; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LadoBuenodeLasCosas

Comienza un año duro, difícil para el país luego del proceso electoral  (bueno, primero que todo feliz año -disculpen-, está uno tan acostumbrado a la infelicidad que hasta olvida los modales. Hay que decir siempre “buenos días”, aunque uno no se lo crea y cuando te pregunten “¿cómo estás?, hay que responder “bien”, aunque sea embuste). Cuando perdemos las elecciones las perdemos y si por primera vez se te ocurre ganar, pues también las pierdes. Lee el resto de esta entrada

Carta de Dios a Maduro; por Laureano Márquez [@laureanomar]

41264dios-maduro1

Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto –frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo– te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: “Dios proveerá”

Lee el resto de esta entrada

Carta al Niño Jesús; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Querido Chuito:

Ante todo quiero comenzar dándote las gracias por todo, especialmente por devolvernos la Navidad como espacio para la paz y la concordia entre los hombres de buena voluntad. Este diciembre las hallacas, si llegamos a probarlas, tendrán un gusto especial. La verdad es que escribirte una carta con peticiones, después de todo lo que has hecho por nosotros este año, es como mucha exigencia. Sin embargo, típico venezolano es que después de uno decir “perdona el abuso”, venga el abuso. Lee el resto de esta entrada

Breve historia del voto; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

La historia del voto es casi tan vieja como el hombre mismo. En la antigua Grecia (que fastidio que todo haya que remitirlo a la antigua Grecia, pero así son las cosas -como diría Yanes- somos parte de la cultura occidental, esencialmente griegos) se votaba con eso que llaman nuestros parlamentarios hoy la señal de costumbre: levantando la mano. Eso en griego se llamaba “cheirotoneo”, literalmente se traduce como “extender la mano”. Lee el resto de esta entrada

Carta al huevo; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Querido  huevo:

   Sé que es como extraño escribirte una carta a ti que eres tan ensimismado, pero la presente es para despedirme. Entre las cosas que se lleva el huracán revolucionario,  te tocó a ti esta semana. Es una pena, porque uno se había encariñado desde niño contigo. En la mañana, ¡cómo resolvías un desayuno! Muchas señoras vivían de hacer tortas y venderlas, pero es lógico  que el gobierno quiera también el monopolio de las tortas.  Adiós a las tortillas francesas, a las panquecas y a tantas otras cosas de la que fuiste durante tantos años fiel compañero. Lee el resto de esta entrada

Huyendo de sí mismo por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este gobierno huye de sí mismo, no se puede soportar, rompe los espejos que le reflejan. Los fiscales cómplices lo abandonan, los encargados de las expropiaciones tiran la chaqueta cuando ven a la gente de trabajo llorar una vida perdida, cosa que conmueve al más pintado.  Anda como la oración de Santa Teresa, pero al revés: “todo le turba, todo le espanta, nada le sale, Dios no le basta”. No le han crecido las personas de corta estatura porque no ha montado un circo. La suerte le abandona. Esta atrapado en sus contradicciones, a punto de perder unas elecciones, cuestionado internacionalmente, con los precios del petróleo mucho más bajos que lo que necesita para su habitual festín de petrodólares, con todos los organismos de Derechos Humanos con las alarmas encendidas. Verdaderamente su situación es lastimosa y por tal razón, como suele suceder con  algunas personas y algunos  gobiernos, está en uno de esos momentos peligrosos  para sí mismo y para los demás. Debemos ayudarlo a irse en paz,  como si fuese un gobierno malo más y  no como la tragedia  en que se ha convertido para el destino de los venezolanos, especialmente de aquellos que dice defender. Diciembre será el primer paso de un largo camino que habrá que transitar, tranquilos y sin nervios, como diría López.

El gobierno sabe que la causa de una de las crisis económicas más grandes de nuestra historia y de la inflación más alta del planeta es la absurda, contradictoria y destructiva política económica. Sabe que este dañó solo puede corregirse con medidas impopulares y difíciles, como suele suceder siempre que viene la austeridad luego de una borrachera financiera. Pero está atado de manos. No puede reconocer que lleva 17 años metiendo la pata, no puede tomar medidas de esas que se suelen asociar al neoliberalismo, porque se notaría su desnudez. Seguirá adelante rumbo al abismo. Culpará a quien pueda: volverá a Obama y al decreto y también a la CIA y a Uribe y a Rajoy  y a la OEA y a la NASA, si es menester. Pero ya nadie le cree. Ese disco se rayo, como decía la gente de antes.

Este gobierno lo sabe todo, desde lEl gobierno sabe perfectamente de su derrota en las elecciones que se avecinan, que se le han vuelto una verdadera pesadilla: si las pierde, como indican todas  las encuestas, incluyendo las compradas, se enfrentará al fantasma del que ha pretendido huir:  el desafecto popular, ganado a punta de convertirse en negación del discurso que le llevo al poder,  de todo lo que  alguna vez dijo defender: honestidad administrativa, respeto a los derechos humanos, imparcialidad de la justicia, autonomía universitaria, progreso y bienestar. Si las gana es mucho peor aún, porque si la gente proclama como fraudulentas las elecciones que ganaba de verdad, qué no dirán de unas ganadas con un evidente  70% de la población en contra y con observadores internacionales que observarán, aunque no de les deje venir.  Este gobierno está tan claro en que va a perder la Asamblea el 6 de diciembre que se inventó una tarjeta parodiando a la de la Unidad y la puso al lado, sin objeción del CNE. La llama “somos la  oposición” y el presidente le hace publicidad.  Este gobierno a punta de no saber donde esconderse, se escondió en la oposición. Nos hace creer que la oposición es quien gobierna y ellos la adversan. Llegan al extremo de pedir “un voto castigo consciente contra quienes han golpeado al pueblo”, ¡aunque Ud. No lo crea!as causa del hundimiento del país, hasta las conversaciones privadas de la gente. Solo hay algo que el gobierno ignora: no sabe es que es gobierno. Esta como Mickey Rourke en la película “El ángel diabólico” en la que Louis Cifier  (Lucifer) lo contrata como  detective para que investigue el caso de un tipo que le vendió el alma y se le está escondiendo. Todas las evidencias conducen a que el que vendió su alma es el propio detective que investiga, pero él –obviamente- no lo ve. Pretendió engañar al diablo y terminó engañándose a sí mismo. Ahora baja en un ascensor cuyo descenso no para. No sabe quién es ni por qué se hunde. Por su propio bien, este 6 de diciembre hay que ayudarle a que se entere.

@laureanomar

Nos tocará Marte por Laureano Márquez [@laureanomar]

Marte, el planeta floreciente que fue destruido por el capitalismo salvaje, según se dijo en algún momento de nuestra historia contemporánea, ha vuelto a ponerse de moda. Hay agua -que es mucho más de lo que puede decirse de nuestros supermercados- y a cada momento se encuentran nuevas evidencias de que sin duda ese planeta será la tabla de salvación para que la civilización terrícola encuentre un nuevo hogar. Lee el resto de esta entrada

En el mal la vida es más sabrosa por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Vistos los acontecimientos de esta semana, es inevitable una reflexión sobre el mal y la maldad. ¿Existe la maldad? Muchos venezolanos de este tiempo estamos convencidos de que sí y de que, además, tiene demasiado tiempo veraneando en nuestra tierra.

I
La primera cuestión que surge sobre el mal es si realmente existe, o dicho en términos filosóficos, tiene ser. ¿Es el mal la ausencia de bien o la abundancia de bienes mal habidos? ¿Puede un corrupto ser feliz sabiendo que es malo o requiere de un proceso psicológico que justifique su maldad? Las respuestas a estas preguntas son de suma importancia en la tradición occidental cristiana. Lee el resto de esta entrada

Brevísimo manual de economía por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Introducción:

Leo dos titulares, uno le sigue al otro:

  • “Maduro: Productores deben controlar y gobernar el precio del petróleo”.
  • “Vamos a apretar las tuercas en la Ley de Precios Justos, dice Maduro”.

Pareciera, a primera vista haber una ligera contradicción entre ambas declaraciones, realizadas -aparentemente- en un mismo acto. En este brevísimo manual me propongo demostrar por qué. Lee el resto de esta entrada

¡Abajo cadenas! por Laureano Márquez

LaureanoMarquezsecues-660x330

En medio de la hecatombe, como para recordarnos que la única riqueza que tenemos es la cabeza de nuestras gentes, nuestra cultura, nuestros hombres de ideas y de bien, Rafael Cadenas recibe el Premio Internacional de poesía Federico García Lorca como reconocimiento a su trayectoria en la poesía española -“¡na’guará”!, que dirían sus coterráneos-. Eso es titular de primera plana a cuatro columnas del periódico libre lleno de cosas buenas que algún día volveremos a ser, un oasis en este desierto, pan del cielo. Uno de los nuestros y todos nosotros con él, hemos sido reconocidos por la belleza en el uso de la lengua de Cervantes ( El jurado celebra el conjunto de la obra del autor por su “refinada sensibilidad para la experiencia poética”). Nosotros, los mismos que hemos convertido las palabras en plomo que asesina -y lo digo sin afán de metáfora-, también podemos decir: Lee el resto de esta entrada

Laureano Márquez / Editorial Tal Cual – Sin azúcar

LaureanoMarquezsecues-660x330

Siempre que hablamos de nuestro gobierno todos los que le tenemos un poquito de animadversión, nos empeñamos en ver las cosas malas. Justificada es la crítica de que no tenemos la generosidad de reconocer lo bueno. En el diario “El Nacional” aparece la siguiente información: “El constante incremento de los costos de operación frente al estancamiento del precio de la azúcar ha incidido en la producción del rubro en el país: en la zafra culminada en agosto pasado se produjeron 130.905 toneladas de azúcar menos que en 2014 y calculan que en 2016 la caída sea más alta”.

Una reconocida endocrinóloga dijo una vez que las dos cosas más dañinas que había inventado la humanidad eran el azúcar y la bomba atómica, en ese orden. Así que el deterioro de nuestra producción azucarera viene a transformarse en un gran beneficio para la población que será, gracias a esta circunstancia, mucho más saludable y menos propensa a la diabetes. Lee el resto de esta entrada