Archivo del sitio

Un buen tipo; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Donald Trump dice de sí mismo que es un “buen tipo”. Estoy seguro de que Fidel, Pinochet, Franco, Stalin, Mao y Adolfo Hitler también pensaban que eran “buenos tipos”. Fue muy sorprendente cuando en Libia capturaron a Muamar Gadafi. Casi era surrealista verle preguntar a sus captores que le vejaban y maltrataban: “¿pero qué les he hecho yo?” Seguramente la pregunta era honesta para él. Stalin, que acabó con la vida de entre 20 y 60 millones de rusos era considerado tan “buen tipo”, que los rusos lo llamaban “el padrecito”. Lee el resto de esta entrada

Sobrevivir; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

La Real Academia nos ofrece varias acepciones del término “sobrevivir”: i) “vivir después de un determinado suceso” (es decir seguir vivo después del suceso, digamos una calamidad, una hecatombe, etc.), ii) “vivir con escasos medios o en condiciones adversas” y iii) “permanecer en el tiempo, perdurar”. A los venezolanos de este momento nos toca insistir en la supervivencia en todas las acepciones de la palabra. Lee el resto de esta entrada

Tierra de Gracia; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Esta página lleva por título “humor en serio”, sin embargo, cada vez se le hace más difícil a quien esto escribe transformar en gracia, la amargura que se nos ha instalado a los nacionales de la “pequeña Venecia” en el alma. ¿Hasta dónde podemos llegar en esta sostenida caída? Si Venezuela fuese un ser humano, ya habríamos tenido que buscar un cura para administrarle los Santos Óleos, pero no lo es, el agravamiento de este paciente puede ser infinito. Sin embargo, estamos llegando al punto en que la paciencia se agota, los ánimos se caldean y la cordura cede paso a la rabia acumulada que se desata sin límites en un pueblo que ha sido llevado a los límites de la desesperación. Lee el resto de esta entrada

El Revocado; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Un fantasma recorre los pasillos de Miraflores, sale en las noches y deambula por los predios de la casona de misia Jacinta. Cuentan que el despacho presidencial es una habitación antisísmica y que fue eso lo que movió a Cipriano Castro a mudar allí su oficina desde la Casa Amarilla, de cuyo segundo piso había saltado en calzoncillos, usando un paraguas como paracaídas en medio de un terremoto (a los que tenía verdadero pánico). A pesar de ello, hay temblor en la primera oficina de la patria. No es para menos, según algunas encuestas, el 70% de los venezolanos desea la salida del presidente, pero en nuestro país la soberanía reside en el pueblo solo hasta que este decide ejercerla. Lee el resto de esta entrada

Los Tualé Papers; por Laureano Márquez [@LaureanoMar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Deustche Welle (Welle a fó)

Nos agarra este nuevo deslave de corrupción sin papel tualé a la mano, ¡que incomodidad! La palabra Venezuela aparece en 241.000 documentos de los Panamá Papers. Es de agradecer que las “cúpulas podridas” hayan puesto el nombre de Venezuela en tan alta distinción, entre todos los records a los cuales olímpicamente nos han conducido: primeros en inflación, segundos en violencia y en los países marcados en rojo por la corrupción, Venezuela es roja rojita, como diría Ramírez. Los Panamá Papers, para nosotros los venezolanos, son un ejemplo de esfuerzo, religiosidad y constancia, además de constituir un aporte cultural, inmensamente valioso para elevar nuestro espíritu en los tiempos que corren: Lee el resto de esta entrada

¿Autosuicidio?; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Aquí tiene que estar pasando algo: un experimento extraterrestre, un ensayo de la CIA sobre la destrucción de la humanidad, unas emanaciones radiactivas que pasaron desapercibidas o unos aliens que nos colonizaron. Dejémonos de vainas, ningún país se “autosuicida” de esta manera (para usar la expresión que llevó a CAP a decir: “¡Caramba, cada vez me parezco más a Cayito!”). Somos la nación en la que se dan cita las peores cifras del planeta Tierra: la inflación más alta, la inseguridad más alta, la corrupción más alta, la peor economía del mundo. ¿Cuál es el plan detrás de esto? Alguien tiene que explicarnos. Profesor Straka, Dr. Carrera, profesor Pino: hablen ahora o callen para siempre. ¿Fue algo en nuestra historia? ¿Fue lo de Diógenes Escalante? ¿Cuándo nos deschavetamos? ¿Cuándo Venezuela perdió la razón? ¿O nunca la tuvo? Lee el resto de esta entrada

Partida de Nacimiento; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

El suscrito, prefecto ad hoc de la itinerancia natal, de la circuncisión judicial adjunta de los Municipios sucesivos, certifica la exactitud de la presente copia Número 6.996, capicúa y hace constar, como consta, que en día impreciso del año en curso (En curso del momento de la presentación del susodicho, que no siendo dicho, se infiere, según la lógica del sentido común interpretativo de la gente, que no es bolsa). Lee el resto de esta entrada

T.S.J (Todo se jodió); por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este capítulo de la historia venezolana que comenzó su devenir aprobando una nueva constitución y declarando moribunda a la anterior mientras estaba aún vigente, se cierra desconociendo su propia carta magna. En cierto sentido, lo sucedido esta semana tiene la significación simbólica de un punto final. No importa cuánto más dure, ya este tiempo, en el alma nacional, ha concluido. La percepción de fracaso ha inundado incluso las filas de los copartidarios más fieles, aunque no les sea permitido decirlo abiertamente. Solo la nomenclatura del PSUV sostiene este régimen y la fuerza de las armas, claro está. Lee el resto de esta entrada

Terapia intensiva; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Para que se entienda:

El paciente esta mal. Es un fumador crónico, tiene enfisema, hipertensión arterial, arritmia cardíaca y los riñones no están trabajando. El individuó continua fumando y atribuye los cada vez más frecuentes ataques de tos que le ahogan al producto que usa la conserje para limpiar el ascensor. Come chicharrones dos veces al día y se empuja una botella de ron cada 24 horas. Asegura que no esta borracho, sino que ese ron viene adulterado por esos negociantes de la caña. Lee el resto de esta entrada

La agricultura urbana; por Laureano Márquez [@laureanomar]

 

AgriculturaUrbana

Hay muchas razones para el pesimismo en estos tiempos: desde esa concepción revolucionaria de la política  en la que solo hay democracia cuando gano yo, hasta  esa idea de que la inflación no existe y -como decían los viejos filósofos griegos- de aquello que no existe, no se habla. Sin embargo, de las cosas más alucinantes que uno ha podido escuchar en los últimos tiempos, es la de resolver esta grave crisis de alimentación que padecemos con agricultura desarrollada en porrones, laticas y botellas vacías. Lee el resto de esta entrada

¡Puntofijismo!; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Una mala palabra recorre el la Asamblea Nacional: “puntofijismo”, “puntofijista”. “Ha vuelto el puntofijismo”, dicen los partidarios del oficialismo, anunciando el advenimiento de Satanás. La palabra se ha convertido en un insulto, en una manera de descalificar. La gente ni siquiera sabe qué es el pacto de Punto Fijo, por qué lleva ese nombre, dónde se firmo, quiénes lo firmaron, pero nadie quiere ser tildado de “puntofijista”, nadie quiere ser tan vil. Chávez dijo alguna vez que el “puntofijismo” era la maldad fundacional de la también bautizada por él como IV República y bastó y sobró. Lee el resto de esta entrada

El lado bueno; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LadoBuenodeLasCosas

Comienza un año duro, difícil para el país luego del proceso electoral  (bueno, primero que todo feliz año -disculpen-, está uno tan acostumbrado a la infelicidad que hasta olvida los modales. Hay que decir siempre “buenos días”, aunque uno no se lo crea y cuando te pregunten “¿cómo estás?, hay que responder “bien”, aunque sea embuste). Cuando perdemos las elecciones las perdemos y si por primera vez se te ocurre ganar, pues también las pierdes. Lee el resto de esta entrada

Carta de Dios a Maduro; por Laureano Márquez [@laureanomar]

41264dios-maduro1

Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto –frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo– te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: “Dios proveerá”

Lee el resto de esta entrada

Adulterio con cachondeo; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

La castiza palabra “cachondeo” es sinónimo de burla, pero una especie de burla de mayor rango: con ensañamiento. Lo que los venezolanos estamos viviendo en estos tiempos por parte del régimen imperante no puede denominarse de otra manera: que quienes han hecho uso ventajoso y fraudulento del sistema electoral -con rectores del CNE abiertamente parcializados, uso delictivo de fondos y medios públicos para la campaña, amedrentamiento de votantes y Lee el resto de esta entrada

¿Cómo te explico? (Democracia para dummies); por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Vamos a ver, el término “democracia” proviene  de la unión de dos vocablos del griego antiguo: δμος (que puede traducirse como «pueblo») y κράτος  (que puede traducirse como «poder»). La democracia viene a ser entonces aquel sistema en el que el pueblo decide su destino político (entendiendo política como gobierno de los asuntos comunes). ¿Cómo se logra esto? En la antigua Grecia era más sencillo porque no todo el mundo era demos, solo un contado número de personas era considerada ciudadanos con derechos políticos. Lee el resto de esta entrada

Carta al Niño Jesús; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Querido Chuito:

Ante todo quiero comenzar dándote las gracias por todo, especialmente por devolvernos la Navidad como espacio para la paz y la concordia entre los hombres de buena voluntad. Este diciembre las hallacas, si llegamos a probarlas, tendrán un gusto especial. La verdad es que escribirte una carta con peticiones, después de todo lo que has hecho por nosotros este año, es como mucha exigencia. Sin embargo, típico venezolano es que después de uno decir “perdona el abuso”, venga el abuso. Lee el resto de esta entrada

Amaneció distinto; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

Este lunes, amaneció de democracia. Una contagiosa alegría se apodera del alma venezolana. Hoy todo nos parece más bonito, como si el cielo fuera más azul y los verdes de nuestras montañas más verdes y el país más país. Lo que parecía imposible para muchos se logró. Venezuela tiene un solo camino, la democracia y el voto como instrumento de cambio y el que no lo entienda, peor para él. Lee el resto de esta entrada

Breve historia del voto; por Laureano Márquez [@laureanomar]

LaureanoMarquezsecues-660x330

La historia del voto es casi tan vieja como el hombre mismo. En la antigua Grecia (que fastidio que todo haya que remitirlo a la antigua Grecia, pero así son las cosas -como diría Yanes- somos parte de la cultura occidental, esencialmente griegos) se votaba con eso que llaman nuestros parlamentarios hoy la señal de costumbre: levantando la mano. Eso en griego se llamaba “cheirotoneo”, literalmente se traduce como “extender la mano”. Lee el resto de esta entrada