Archivo del sitio

Del “como sea” al “como debe ser”; por Soledad Morillo Belloso [@SolMorilloB]

Harán bien los analistas en evaluar con ojo clínico la escena. La circunstancia no es comparable a la de años anteriores. Yerran quienes así lo piensen y tomen decisiones con base en experiencias de procesos de consulta popular realizados en años que ya no son sino agua que corrió bajo el puente. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Enfrentamiento; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

Leyes. Aprobadas en primera o hasta segunda discusión por indiscutible mayoría en la Asamblea Nacional. Hechas para favorecer al país y a los ciudadanos. Uso los nombres con las que han sido bautizadas por el pueblo de a pie. De propiedad de la Misión Vivienda. De cestaticket para los viejitos. De “hecho en Venezuela”. De limpieza del TSJ. De amnistía, reconciliación y libertad. De emergencia de remedios. Lee el resto de esta entrada

Estado de confusión; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

Los voceros del régimen sufren de ecolalia. Empero, a pesar de la reiteración y redundancia y la destrucción de la lengua de Cervantes, nadie consigue descifrar lo que dicen. Ello no es casual. Es adrede. Generar confusión, produce sumisión. Y un pueblo sometido da poder al régimen y se rinde. Lee el resto de esta entrada

No hay de otra; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

La Asamblea Nacional aprobó en primera discusión y en segunda, respectivamente, sendas leyes para una enmienda y de referendos. Se me dirá que nada de eso prosperará. Que el TSJ, su Sala Constitucional, se encargará de triturar ambos instrumentos legales. Yo a esos magistrados los creo capaces de cualquier desaguisado. Pero con ello, lejos de ayudar al gobierno, lo hundiría más en el pozo del descontento popular. Queda claro que priva la nulidad estratégica por los lados de los palacios donde la elemental conciencia de la situación debería motivar el uso de las neuronas. De utilizarlas, caerían en cuenta del disgusto que suda a chorros el pueblo. Brilla por su ausencia la racionalidad y el sentido común.

Lee el resto de esta entrada

Ni lo uno ni lo otro; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

El país se cae a pedazos y las colas se convierten en tortura inútil, pues nada hay ya que comprar. Los bolsillos de la gente del común están perforados por una inflación que va rauda y veloz hacia hiperinflación. Escasea el agua, el fluido eléctrico, el gas, la comida, los medicamentos, los repuestos, los cauchos, las baterías, los insumos industriales. El “no hay” es la respuesta que recibe el consumidor doquiera que va. Lee el resto de esta entrada

Sin banderas; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

Graves errores ha cometido el oficialismo y, en particular, el PSUV y el ciudadano presidente Maduro. Vistos los resultados (arrolladores) de la oposición, se ha debido picar adelante, aun a costa de tener que hacer algunos “sacrificios” de corte ideológico. Porque la realidad se impone y tiene la mala costumbre de no ceder. Lee el resto de esta entrada

No sé tú; por Soledad Morillo Belloso [@SolMorilloB]

Termina 2015. Año difícil. Comienza 2016. Será aún más difícil. No hay que soñar en pajaritos preñados volando en retroceso. Porque desmontar la arquitectura que por 17 años montaron estos tipos no será jugar y hacer botellas. Lee el resto de esta entrada

Los 167; por Soledad Morillo Belloso [@SolMorilloB]

La nueva Asamblea Nacional tiene varios mandatos del pueblo. Han sido elegidos los diputados para legislar, controlar y ser el principal foro político del país. No más. No menos. No se le debe pedir a la nueva AN que gobierne, aunque los resultados electorales la hayan convertido en “primus entre pares”. Gobierna el gobierno, es decir, el Poder Ejecutivo. Gobierna nacionalmente Nicolás Maduro. El es el Presidente Constitucional de la República. Lee el resto de esta entrada

Lo que debe suceder; por Soledad Morillo Belloso [@SolMorilloB]

Más allá de las babosadas que corrían por las redes, no es cierto que las fuerzas de unidad contabilicen hoy 112 de los 167 escaños en la nueva legislatura de la AN gracias a la intervención mágica y protectora del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas. Se dijo hasta el hartazgo que no sería posible desconocer un triunfo si éste ocurría por abrumadora mayoría de votos. Así, otorgarle a los uniformados un carácter de gran tutor es, además de una soberana memez, pretender dar a un electorado que se cuenta en millones un carácter de súbditos de una casta de guerreros. Lee el resto de esta entrada

El cambio empezó; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

Los ingenieros estudian una asignatura, Resistencia de Materiales. En ella hablan de “fatiga”. Ocurre de a poco, casi imperceptiblemente. Un momento luce bien y al segundo siguiente la estructura se desploma. Por cansancio. Por agotamiento. Por hartazgo.

El cambio empezó. En realidad comenzó hace meses, o años. Sólo que toma tiempo caer en cuenta de lo que está ocurriendo. Y el cómo y el porqué. Y, por consecuencia, el cuándo. No sirve negarlo. El cambio tiene vida propia. No parte de uno que agarra un micrófono y grita cuatro consignas inyectadas de pasión. Un mes antes de la caída del Muro de Berlín nadie hubiera apostado que tal cosa pasaría. Lee el resto de esta entrada

Sin vergüenza; por Soledad Morillo Belloso [@solmorillob]

Vemos campañas en varios países de América Latina. En todos se habla, pomposamente, de “fiesta democrática”. Es un lugar común que sigue sirviendo para marear a los pueblos. En rigor, nada ha cambiado mayormente en el último siglo. Seguimos escuchando promesas que no refieren al futuro sino a un pasado que mantiene triste vigencia. Lee el resto de esta entrada

¡Ay susto! por Soledad Morillo Belloso [@SolMorilloB]

Estoy francamente impresionada con el tono y volumen que ha tomado la campaña electoral roja rojita. Con un desparpajo que eriza los pelos del cogote y produce espasmos en el occipucio, por el país entero se lanzan frases y consignas que son un abierto chantaje, a saber, un delito. La idea es generar terror. Sembrar en la mente de los electores la percepción, casi certeza, que si el oficialismo pierde cosas horribles van a pasar. Lee el resto de esta entrada